El problema de Skype... ¿Windows?

La parada del servicio que ha tenido Skype el pasado día 16, y que duró aproximadamente 2 días, lo han justificado alegando que la mayoría de sus usuarios tuvieron que reiniciar sus ordenadores -y volver a registrarse en el servicio- en un intervalo de tiempo muy pequeño. Esto lo provocó la instalación casi simultánea de parches (el famoso Patch Tuesday) por medio de Windows Update, lo que colapsó los recursos de red de Skype y reveló un bug en uno de sus algoritmos de asignación de recursos.

En esta ocasión tengo que salir en defensa de Microsoft, ellos no han tenido la culpa. Si Skype no soporta que la mayoría de sus usuarios intenten autenticarse al mismo tiempo, tienen un problema (como ha quedado demostrado). Aún así, me pregunto por qué no les ha pasado antes si es ésa la razón, porque Windows Update no es del mes pasado y los Patch Tuesday tampoco. ¿Querían quitarse un poco de culpa? Aunque tampoco se la echan de forma explícita, ya que lo único que indican es que ha sido la causa que desencadenó el problema y que ya han localizado y arreglado el error (que es suyo, claro).

Por si alguien quiere conocer alternativas a Skype, existe Gizmo, que descubrí hace poco buscando clientes de mensajería instantánea para la Palm y me ha parecido bastante bueno. La idea es la misma, pero se basa en estándares abiertos (SIP). Además, permite tener junto a los contactos de Gizmo, los de AIM, MSN, Yahoo y Jabber (en breve los de iChat también). Y existen clientes para Windows, Linux y Mac (y para determinados móviles y PDA).

Actualización (23:40): Vía Enrique Dans llego a la explicación de la explicación que ha dado Skype. En ella aclaran todas las reacciones que se produjeron tras su primera explicación, y se pueden resumir en:

  1. Ellos no han echado la culpa a Microsoft por lo que ocurrió. Los parches de Microsoft Updates fueron un catalizador (y no la raíz) de una serie de eventos que llevaron a la interrupción del servicio.
  2. No existen diferencias entre el último conjunto de parches y los anteriores. También han comprobado que Microsoft no ha cambiado el proceso de actualización.
  3. La razón por la que actualizaciones anteriores de Windows Update no produjeron interrupciones es, precisamente, que éstas no son la causa del problema. Fué uno de los factores de una “tormenta perfecta”.
  4. Finalmente indican que el bug ha sido corregido.