Pandora

Me había convertido en un asiduo usuario de Pandora. Ayer intenté entrar, pero he visto que se ha cumplido el correo que recibí hace un par de días, y que escribió Tim Westergren (su fundador) a todos los usuarios. En él explicaba que ahora sólo pueden emitir dentro de los EEUU.

Todo empezó hace un par de meses, cuando anunciaron en su blog que el canon, que tenían que pagar a la RIAA por canción emitida, había subido. Desde entonces he seguido las noticias relacionadas con un poco de escepticismo, en parte porque me costaba creer que Pandora pudiese desaparecer con la cantidad de usuarios que tenía. Pero es precisamente eso, el gran número de usuarios, lo que hace que el coste que deben asumir para licenciar la música y poder emitirla a cualquier parte del mundo sea elevadísimo. Para hacernos una idea, la subida del CRB (Copyright Royalty Board) es la siguiente:

  • 2006 - 0.0008$ por canción
  • 2007 - 0.0011$ por canción
  • 2008 - 0.0014$ por canción
  • 2009 - 0.0018$ por canción
  • 2010 - 0.0019$ por canción

Y ahora (siguiendo el ejemplo que publicaron en TheSmokeSellers) vemos lo que deben haber pagado de canon en el año 2006, suponiendo que tienen una media diaria de 10.000 oyentes (que no es exagerada).

0,08 cents/usuario × 10.000 usuarios × 16 canciones/hora × 24 horas/día × 365 días/año = 1.121.280 dólares

La verdad es que no soy un experto en temas de canon, ni conozco realmente el funcionamiento y objetivos de la RIAA (o SGAE, que es la que nos toca sufrir). Pero lo que me parece realmente increíble es que, en algo como es Internet, vayan, y pongan restricciones de este tipo. ¿Cómo que no puedo acceder porque estoy fuera de EEUU? ¿Qué es eso de restringir a través de Internet el acceso desde determinados países? Pero si en Internet da igual dónde estés para acceder a cualquier parte del mundo, o mejor, da igual dónde esté la página web o servicio que quieras usar, porque ni siquiera tienes que saberlo. En el caso de Pandora, sólo tenía que teclear pandora en Firefox y a escuchar una de mis estaciones. Ahora lo que obtengo es lo siguiente:

pandora

Pero, como suele decir Enrique Dans, los bits son libres:

Los bits son entes libres. Fluyen por doquiera, se mueven, se envían, cambian de mano, de formato, de soporte, de identidad. Se comprimen, se descomprimen, se duplican, se copian, se alteran, se mezclan con toda facilidad. Nada ni nadie puede o podrá impedirlo. Se pongan como se pongan y desarrollen los estúpidos sistemas anticopia que pretendan desarrollar. Da lo mismo. Son bits, y el moverse libres forma parte de su naturaleza.

Y como son libres, ya han empezado a aparecer formas de saltarse esa restricción. En LifeHacker viene una de ellas, en la que recomiendan usar proxys, como éste. Lo he probado y he entrado sin problemas. Supongo, que con algo como Tor, también se podrá acceder.

¿Por qué, la industria de la música, no cambia de una vez ese modelo económico que no tiene sentido en este tipo de negocios?